Ministerio desiste de la acusación contra el expelotero Luis Castillo

El Ministerio Público informó que suspendió la orden de arresto en contra el expelotero de Grandes Ligas, Luis Castillo, luego de entrevistarle y que este presentara documentos que aclaraban una operación que inicialmente lo vinculaba con la red de César Emilio Peralta.

La institución explicó que Luis Castillo, quien reside en los Estados Unidos, vino al país tras arribar a un acuerdo de buena voluntad con el procurador Jean Rodríguez, mediante el cual el deportista se comprometió a ponerse a disposición de las autoridades y aclarar su posible vinculación a la red de “César El Abusador”.

Luis Castillo fue entrevistado la mañana de hoy por la Procuraduría Especializada Anti Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, aportando todos los documentos e informaciones que les fueron requeridos.

En ese orden, el Ministerio Público explicó que la investigación inicial al expelotero de Grandes Ligas surgió luego que en el transcurso de las pesquisas se identificó un inmueble relacionado a los bienes de “Cesar El Abusador”, cuya compra realizada por Castillo parecía irregular debido a errores en las fechas de los contratos de compra que evidenciaban simulación de compra y préstamos ficticios.

“Contando el MP con evidencias de que Peralta utilizaba a otro pelotero para lavar el dinero proveniente del narcotráfico, el cual también estaba involucrado en esta operación”, explicó la Procuraduría.

Señalaron que el inmueble utilizado con frecuencia por César Emilio Peralta fue adquirido en “una fecha determinada y posteriormente fue adquirido de nuevo con un presunto préstamo para adquirir ese mismo inmueble que ya había sido adquirido y pagado”.

Señaló que luego de evaluar los nuevos documentos y las informaciones ofrecidas por Luis Castillo durante la entrevista no encontraron evidencias que lo vinculen a actividades relacionadas al lavado de activos en la referida organización del crimen organizado, por lo que desistieron de la persecución que habían iniciado en su contra.

Indicó el Ministerio Público que de manera específica el expelotero aportó documentos complementarios y corregidos de la operación sobre la compra de la villa, permitiendo aclarar errores en fechas que simulaban préstamos posteriores a la compra de dicho inmueble, adjudicado a “César El Abusador”.