David Ortiz, en conflicto con un medio de comunicación

El expelotero de Grandes Ligas David Ortiz llamó «descarado» al medio de comunicación CDN 37 por supuestamente borrar una publicación en la cual él explicaba el envió de una orden de desalojo a Fary Almánzar, expareja con quien procreó un hijo.

Ortiz, conocido como Big Papi, le dijo al medio de comunicación que «se buscan un enemigo gratis» ya que cuenta con cinco millones de seguidores.

El conflicto surge por una publicación que hizo el medio de comunicación sobre que Ortiz envió una orden de desalojo a su expareja para que desocupe en 15 días un apartamento ubicado en el sector Piantini, del Distrito Nacional, o de lo contrario se iniciarán acciones judiciales.

Surgió una imagen en la cual el exjugador explicaba, en la misma publicación, que pidió el desalojo porque él le compró un apartamento a Almánzar, de 600 mil dólares, con todo incluido. Agregó que su expareja cerró el apartamento hace dos años y medio para instalarse en el de él.

«Pues ahí está su apartamento, cerrado, y yo viviendo a donde me coja la noche», agregó. Indicó que lo único que pide es que ella se mude al departamento que él le compró y le devuelva su vivienda.

Este medio no pudo comprobar la denuncia de Ortiz. Según él, CDN la borró y por esto el Big Papi llamó al medio “descarado”.

CDN 37 le respondió al expelotero que si tiene alguna respuesta respecto al tema, que se la envíe para también hacer la publicación. De igual forma, le dijo que sus publicaciones están en sus plataformas, y le colocó varios enlaces a los cuales puede acceder.

Ortiz y su expareja Almánzar enfrentan procesos judiciales relacionados con el hijo de ambos.

Fary Almánzar interpuso una denuncia en la Unidad de Violencia de Género del Distrito Nacional, desde donde se emitió una orden de protección provisional para que Ortiz se abstenga de “molestarla, intimidarla o amenazarla de forma personal o por la vía telefónica”.

Luego, el exbeisbolista fue noticia al presentarse en una propiedad suya en Samaná, donde se encontraba el menor y su abuela, con supuestas intenciones de “desalojarlos”, según dijo Almánzar tras circular un video.

El niño también ha estado expuesto, al subir a las redes un video en el que habla de lo que pasó en la casa de Samaná.

Tras la exposición del menor, ambos acordaron no mostrarlo en medio del conflicto judicial que sostienen. (Diariolibre.com)