Kanye West llora en su primer mitin de campaña electoral

El rapero Kanye West protagonizó este domingo su primer acto de campaña tras anunciar su candidatura a la Presidencia de Estados Unidos.

West inició su campaña en la localidad de North Charleston en Carolina del Sur ante cientos de personas que estaban obligadas a llevar mascarilla para protegerse de posibles contagios por Covid-19.

Uno de sus anuncios fue propuso premiar con un millón de dólares a quienes tengan un bebé. Preguntado desde la audiencia sobre el aborto, West se puso a llorar al recordar cómo su padre quiso interrumpir el embarazo de su madre y que él pensó en hacer lo mismo cuando su esposa, Kim Kardashian, se quedó embarazada. «Casi maté a mi hija», dijo.

El rapero se pronunció además en contra de un mayor control de armas al afirmar que «disparar pistolas es divertido» y que si la gente dejara de tener armas otros países podrían invadir EEUU y «esclavizar» a su población.

West también provocó controversia al afirmar que la célebre abolicionista afroamericana Harriet Tubman, que en el siglo XIX participó en una red clandestina para sacar del sur de EEUU a decenas de negros, «en realidad nunca liberó a los esclavos» sino que «hizo que fueran a trabajar para otra gente blanca».

No está claro qué futuro puede tener la campaña del rapero, que hasta hace apenas unas semanas apoyaba fervientemente a Donald Trump, porque el plazo para registrarse ya ha expirado en media docena de territorios y los requisitos son complicados en otros. (Antena3.com)