Mala Fe denuncia el Moscoso Puello no tiene oxígeno, donde su hermana está grave por COVID-19

El merenguero urbano Javier Gutiérrez, más conocido como Mala Fe, pidió auxilio para su hermana mayor y el hijo de ésta, quienes están ingresados en estado de gravedad en el hospital Francisco Moscoso Puello afectados por el coronavirus y necesitan oxígeno, según indicó.

En un video, bastante preocupado colgado en su cuenta de Instagram este martes, el cantante de temas como “La vaca” y residente en los Estados Unidos relató que su hermana acababa de sufrir un paro cardiaco porque el hospital no cuenta con oxígeno para asistir a los enfermos de COVID-19.

“Les habla Mala Fe para informarles que mi hermana mayor está en el Moscoso Puello ahora mismo por el COVID-19, al igual que su hijo mayor. Me informan que le acaba de dar un paro cardiaco por falta de oxígeno, señores. A las autoridades de salud, por favor, lleven oxígeno al Moscoso Puello”, contó alarmado Mala Fe.

Hospital le responde

Luego de su denuncia, la cuenta oficial de Instagram del Hospital Moscoso Puello le respondió al merenguero asegurando que “hay oxígeno suficiente”.

“Saludos. El hospital cuenta con oxígeno suficiente. Todos los ingresados que requieren de este gas, lo tienen”, fue la respuesta al final de la tarde.

No obstante, Mala Fe respondió al comentario alegando que luego que le dio el paro cardiaco a su hermana fue que le conectaron la máquina de oxígeno. “@hospitalmoscosopuello mentira, tuvo que DARLE un paro cardiaco a mi hermana para que le pusieran la máquina por no había…..yo no hablo disparate”.

Aparentemente, luego de la denuncia, fue asistida la pariente del merenguero de calle, conocido por otros temas como “Solo mambo”.

En abril, el artista sufrió la perdida de su madre, doña Ramona, también a consecuencia de la pandemia.

Mala Fe, también hizo un llamado a los funcionarios para que compartan parte del dinero que se han ganado y aporten con oxígenos y camas para los hospitales. “Necesitamos ayuda, esto está feo, necesitamos que las autoridades se pongan serio en el asunto”.

“A la gente cojan un poquito más de conciencia, quédense en su maldita casa”, expresó enojado.

Este martes, los casos confirmados de COVID-19 en el país ascienden a 54,797 con 841 nuevos infectados. (Diariolibre.com)