La foto de Trump en El Paso con el bebé huérfano tras masacre en El Paso que se volvió viral

Después de su visita a un hospital en El Paso, donde muchas víctimas de un tiroteo masivo se negaron a reunirse con ellos, el presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump están bajo fuego por posar para una foto, ambos sonriendo, y el presidente levantando el pulgar en señal de triunfo, con un bebé que resultó huérfano en la masacre.

La foto fue publicada en la cuenta oficial de Twitter de @FLOTUS de la primera dama, una de las cuatro fotos con la leyenda “Ayer conocí a muchas personas increíbles en Dayton, Ohio y El Paso, Texas. Sus comunidades son fuertes e inquebrantables. @Potus y yo estamos firmes. ¡con ustedes!”

Los padres del bebé, Andre y Jordan Anchondo, se encontraban entre las 22 víctimas que murieron en la masacre en Walmart, mientras que el niño sufrió huesos rotos después de que su madre cayó sobre él para protegerlo de los disparos.

Jim Acosta, de CNN, informó que el niño, que fue protegido por ambos padres, que perdieron la vida en el tiroteo, fue dado de alta del hospital después de ser tratado por fracturas de huesos y traído de vuelta para reunirlo con el presidente.

Acosta también dice que un funcionario del hospital del Centro Médico de la Universidad dijo que Trump mostró “una ausencia de empatía” durante su visita a El Paso.

Sin embargo, cuando el bebé, llamado Paul, fue llevado a Trump en el Centro Médico de la Universidad de El Paso, el republicano parecía no estar afectado por la trágica situación del ahora huérfano.