Envían a prisión a sacerdote colombiano por pederastia en República Dominicana

Una jueza del Tribunal de Atención Permanente de San Cristóbal, en República Dominicana, dictó este miércoles tres meses de prisión preventiva contra el sacerdote Aleycer Vivas Ortiz, acusado de una supuesta violación sexual a una menor de tres años y ocho meses de edad. El sacerdote deberá cumplir la medida en la cárcel de Najayo de esa provincia.

Vivas Ortiz, de nacionalidad colombiana, pertenece a la Orden de Agustinos Recoletos, y estaba vinculado a la diócesis de Baní de dónde fue suspendido, así lo confirmó un comunicado de esa jurisdicción eclesiástica, firmada por el obispo Víctor Emilio Masalles Pere.

El Obispo Masalles condenó y rechazó los hechos: “Manifestamos nuestra más firme y contundente condena a esta acción lasciva e inmoral, y a toda forma de abuso, especialmente cuando esta es cometida por un sacerdote, de quien menos se podría esperar”.

Y agregó, “en nombre de los Agustinos Recoletos, de esta iglesia local y del mío propio pedimos perdón por el daño que esta situación representa para la familia y para la sociedad”.

De acuerdo con varios medios de comunicación dominicanos, mientras era celebrada la audiencia los padres de otros dos menores, de cinco y cuatro años también radicaron denuncias en contra del sacerdote por el supuesto abuso sexual contra sus hijos, quienes también eran estudiantes del Colegio Santa Rita, donde el sacerdote acusado era el director desde febrero de este año.

De acuerdo con el sitio oficial del colegio, la institución cuenta actualmente con 1.001 estudiantes de niveles inicial, primaria y secundaria.

En varias publicaciones de Twitter de la cuenta del colegio se observa al sacerdote en reuniones con padres de familia de esa institución.

Este caso ha causado conmoción en República Dominicana, personas que defienden y otras que acusan al fray se han manifestado en el Palacio de Justicia.