Amores tóxicos: mujeres maltratadas por artistas han querido echar para atrás sus querellas

En pleito de marido y mujer nadie se puede meter… En algunas ocasiones esta frase no aplica. Cuando en las parejas existe sospecha o evidencia de violencia de género la Fiscalía se mete. Y no suelta el caso, aunque la víctima desista de mantener la querella o denuncia.

En muchos de estos casos la investigación continúa y la justicia no pone en libertad a los acusados.

Esto es lo que ha pasado con algunos cantantes dominicanos, quienes han sido sometidos a la justicia por agresión a sus parejas y luego ellas se retractan y retiran la querella.

Un ejemplo reciente de esto es el caso de la exponente urbana Denisse Michel Tejeda, mejor conocida como La Perversa, quien la semana pasada acusó a su expareja el también intérprete Cristofer Hernández, Yomel el Meloso, de agredirla física y verbalmente.

Más tarde, La Perversa se “arrepintió” y dijo que todo lo hizo por “rabia” y por “celos”.

“Todo fue por rabia y celos, sé que no es justificación, pero lo admito”, expresó en un largo mensaje en sus redes sociales, donde explicó que quiere demasiado a Yomel, “pero él rompió la confianza”.

Pese a su arrepentimiento la investigación continúa y el Ministerio Público pidió prisión preventiva para el cantante alegando que ha sido reincidente maltratando a la joven y cuya audiencia para conocerle medida de coerción está pautada para mañana miércoles 5 de mayo, a las 9:00 de la mañana.

Al igual que el caso de los intérpretes de “Amor realengo”, otros parecidos han pasado con artistas dominicanos como El Cata, Don Miguelo, Omega y Vakeró, quienes fueron acusados por violencia de género y luego las víctimas desistieron de la denuncia.

El Cata

Edward Edwin Bello Pou, (“El Cata”) fue detenido a principios del año 2020 acusado de agresión por su expareja Scarlet Massiel Almánzar Jiménez, con quien mantuvo una relación por cinco meses.

De acuerdo al expediente, la madrugada del 9 de diciembre de 2019, El Cata agredió físicamente a la joven, ocasión en la que le pidió que dijera sus últimas palabras porque “no saldría viva” del lugar en que ambos se encontraban.

Sin embargo, días más tarde la joven retiró la querella en contra del cantante de “Loca con su Tíguere” y acudió ante la Unidad de Violencia de Género cuestionando a las autoridades, asegurando que no se sentía amenazada por El Cata.

Luego el tribunal acogió un recurso de apelación y dispuso que el artista pague un millón de pesos en efectivo como garantía económica, impedimento de salida y presentación periódica.

Martha Heredia

En el 2013, Vakeró estuvo dos meses en prisión luego de que su esposa en ese momento, la cantante Martha Heredia lo acusara de agresión física y psicológica. Aunque luego “La Baby” retiró la querella.

En ese entonces Martha declaró que quería reconciliarse con su esposo, razón por la cual deseaba desistir de la querella presentada en la Unidad de Violencia de Género de la Fiscalía del Distrito Nacional.

Tres casos

Antonio Peter de la Rosa, mejor conocido como Omega “El Fuerte”, es quizás el artista dominicano más reincidente en caso de violencia de género.

Varias veces el cantante ha pisado la cárcel acusado de agredir a una mujer, no obstante, en tres ocasiones las víctimas han reculado y han retirado las demandas.

Fue en el 2012 que la joven July Mercedes López interpuso una denuncia por maltrato contra el merenguero y que luego dejó sin efecto.

El abogado de Omega dijo que se trató de una inventiva y que la misma joven le confesó, luego de querellarse, que era mentira, sin explicar las razones que la llevaron a acusar al artista.

Asimismo, en el 2008 el intérprete de “Chambonea” fue a prisión acusado por su exesposa de agredirla. Luego Raysa Moya retiró la querella y acudió a la cárcel llorando y dijo que interpuso la denuncia en contra del músico para “hacerle una maldad” por celos.

En ese mismo año “El Fuerte” enfrentó otra demanda de parte de Amarilis Ogando, una cajera de la cabaña Tía Tania, quien acusó al cantante de agredirla. Pero luego renunció a cualquier acción en contra del artista.

Don Miguelo

Igualmente ocurrió con el artista urbano Don Miguelo, quien en el 2012 duró varias semanas en prisión luego de que su expareja y madre de su primer hijo, Paola Cristal, lo acusara por agresión física y por unas supuestas “imágenes íntimas” suyas que el artista habría colocado en las redes sociales.

Días después de interponer la demanda la bailarina la retiró, pero el juez de Atención Permanente, José Alejandro Vargas envió al cantante a la cárcel de Najayo.

Casi un mes después el intérprete de “¿Y qué fue?” fue dejado en libertad bajo fianza. El tribunal impuso una garantía económica de 100 mil pesos en efectivo, impedimento de salida y presentación periódica. (Listín Diario)