Los beneficios del cacao

Su consumo se ha asociado al acné, obesidad, presión arterial alta, enfermedad arterial coronaria y diabetes. Sin embargo, según una revisión de los efectos sobre la salud del chocolate publicada en el Netherlands Journal of Medicine, no todas son malas noticias. Los autores señalan que el cacao, el ingrediente clave en el chocolate, contiene compuestos fenólicos biológicamente activos.

A su vez, según un estudio publicado por la Universidad de Harvard, las mujeres que comen chocolate poseen un 32% menos de riesgo de insuficiencia cardíaca que las mujeres que no lo hacen. Es posible que los compuestos en el cacao llamados flavonoides ayuden a activar las enzimas que liberan óxido nítrico, una sustancia que ayuda a ensanchar y relajar los vasos sanguíneos.

Desde la emblemática chocolatería Vasalissa Chocolatier explicaron a Infobae que un buen chocolate debe ser derivado 100% del cacao. “La manteca de cacao, componente esencial en su fabricación, es muy cara, y por ende muchos productores la reemplazan por aceites de palma o en el peor de los casos por aceite hidrogenado. Cuando hablamos de porcentajes nos referimos al de sólido de cacao, el porcentaje restante es el de la azúcar, a mayor porcentaje menor cantidad de azúcar”, aseguró Dadi Marinucci, la fundadora junto a su hija Federica.

¿Qué beneficios puede aportar nutricionalmente el cacao? “El cacao presenta una gran concentración de antioxidantes que retrasan el envejecimiento celular; por su alto contenido de polifenoles, protege al cuerpo de enfermedades y lesiones y aporta minerales como magnesio, hierro, cobre y potasio; este último es fundamental para el metabolismo óseo y muscular. De todas maneras, no está de más aclarar que cacao y chocolate no son sinónimos: el cacao puro se obtiene de las semillas previamente secadas, fermentadas, tostadas y molidas que darán origen a la pasta o licor de cacao. Luego, ésta será prensada y se obtendrá de dicho proceso la torta de cacao puro y la manteca”, explicó Laura Romano, Licenciada en Nutrición.

La especialista agregó que “El chocolate, es un alimento compuesto del cacao, la manteca de cacao, azúcar y otros ingredientes como leche y grasas vegetales. Como se le añaden otros ingredientes, la mayoría refinados, su composición natural se altera”.

Sobre el cacao puro, la nutricionista conocida por Instagram @integralnutricion, comenta que “es fuente de proteínas y de fibras con una baja concentración de carbohidratos. El chocolate, por su lado, tiene un alto porcentaje de grasas, en su mayoría no saludables, azúcar y un bajo contenido de fibras y proteínas. “Por ello es importante que, si queremos consumir un chocolate de buena calidad, prioricemos aquellos con mayor porcentaje de cacao”.

El cacao puro en polvo podría consumirse diariamente como parte de una alimentación saludable, pero sin confundir con el chocolate que, al contener la manteca y otros ingredientes, pueden contribuir al aumento de peso y enfermedades asociadas al mismo, sobre todo si son chocolates de mala calidad.

“Si quiere cumplir con la cuota dulce, lo ideal es elegir aquellos con mayor porcentaje de cacao y en una porción pequeña, que ronde entre los 20 a 25 gramos por día; otra opción es optar por alimentos que, además de chocolate, contengan cacao amargo y otros ingredientes saludables como avena, frutos secos y semillas”, detalló Laura Romano sobre su consumo.

Sobre los mitos sobre el cacao se dice que es perjudicial para la salud o que no debería consumirse en aquellas personas que quieren bajar de peso. Esto es un mito, ya que es fuente de antioxidantes, fibra y proteínas con un bajo contenido de azúcares y grasas. “El chocolate amargo o los productos a base de frutos secos con chocolate son excelentes para aportar una cuota de placer, nutrirnos y dar saciedad al mismo tiempo”, concluyó la nutricionista.

Como bonus track, recetas con cacao para hacerlas en casa y aprovechar los beneficios que aporta este antioxidante a la salud

Trufas de cacao

Ingredientes

– 100 g de mantequilla de maní

– 50 g de cacao

– 50 g de miel

– 200 g de granola de chocolate

En una procesadora, colocar la mantequilla de maní, miel, cacao, granola y, en caso que se desee, agregar un pedazo pequeño de chocolate. Procesar hasta obtener una pasta y formar las trufas; se pueden pasar por coco, cacao en polvo o granola procesada. En el caso que se encuentren secas, agregar más mantequilla de maní y, si están muy húmedas, agregar más granola o coco rallado.

Brownie fit sin harinas por Gisela Pitura

Ingredientes

-1 ½ taza de puré de banana (3 a 4 bananas maduras)

-½ taza de manteca de maní o cacahuate

-3 cucharadas de cacao en polvo

-Un chorrito de extracto de vainilla

-Chispas de chocolate (opcional) .

Procedimiento

Precalentar el horno a 180 °C, aceitar un molde pequeño tipo de pan, o bien usar un molde de silicona que no necesita aceite. Derretir la manteca en una olla pequeña a fuego medio hasta que quede completamente líquido y cuidando que no se queme. En un tazón grande añadir el puré de banana, el cacao, la manteca y la vainilla, mezclar muy bien hasta que se integre completamente. Verter la mezcla en el molde (y se le pueden poner chispas de chocolate). Hornear durante 20 minutos o hasta que esté cocido. Retirar del horno y dejar enfriar completamente antes de cortar las porciones.