Pasos para controlar sus finanzas

Durante el año pasado, muchos de nosotros hemos tenido dificultades financieras. De hecho, la investigación sugiere que el estrés financiero está más alto que nunca en Estados Unidos, un fenómeno explicado por los despidos y el congelamiento de contrataciones provocados por la pandemia.

El estrés ligado a las finanzas puede ser ocasionado por varias cosas: deudas, gastos inesperados o la compulsión de hacer compras que no podemos permitirnos. Sin el apoyo o las estrategias adecuadas para lidiar con este, puede sentirse imposible el salir adelante. Sin embargo, es posible.

Si sufre estrés financiero, no está solo. He aquí algunas formas de empezar a sentirse nuevamente en control de sus finanzas.

Presupueste, presupueste, presupueste: Haga un presupuesto detallado al que pueda ceñirse. La clave es registrar y describir con precisión cómo funcionan sus finanzas. Para empezar, elabore una hoja de cálculo. En la fila de la izquierda, escriba sus gastos mensuales. En la derecha, escriba la cantidad que gasta en cada categoría, junto con las fechas de vencimiento de los pagos. Sume el total en la parte inferior para asegurarse de que no está gastando más de lo que gana. Revise si detecta áreas donde podría gastar más o menos.

Cree un fondo de emergencia: Empiece creando un fondo para cubrir gastos inesperados. Ahorrar incluso $50 dólares al mes, sumará rápidamente en un fondo útil. Busque tener al menos 1,000 dólares en tu fondo de emergencia hasta que se haya librado de las deudas. Una vez que tenga suficiente dinero para ahorrar un poco más, procure tener entre tres y seis meses de gastos de manutención en su fondo. En caso de que surja algún gasto inesperado, como la reparación automotriz, tendrá el dinero para afrontarlo.

Sea honesto consigo mismo: Si le afecta el estrés financiero, usted probablemente está endeudado. Hoy en día es más fácil que antes obtener ingresos extra, en gran parte debido a las oportunidades de trabajo independiente en línea. Sin embargo, a corto plazo será más fácil cambiar sus gastos que sus ingresos.

Una forma de reducir los gastos es mudarse a un apartamento más barato, si puede permitirse el costo de la mudanza. Busque opciones más asequibles para el seguro médico o vehículos que requieran pagos más bajos.

Pida ayuda: Admitir que está en dificultades es esencial para salir de las deudas y aliviar su estrés. Muchos servicios pueden ayudarlo a recuperar el control, desde servicios de planificación financiera y asesoramiento crediticio, hasta asesores de gestión de deudas. Incluso algunos sitios web financieros como Kiplinger o Bankrate, que se centran principalmente en la inversión, dan consejos gratuitos sobre cómo reducir su deuda y equilibrar su presupuesto.

Registre su progreso: A medida que empiece a pagar su deuda, y su estrés financiero disminuya, asegúrese de hacer un seguimiento de este progreso. Saber cuánto dinero tiene reducirá sus niveles de estrés y lo ayudará a establecer una relación más positiva con el dinero. Incluso puedes recompensarse por su duro trabajo dándose un incentivo. Por ejemplo, por cada $200 dólares que ahorre, puede gastar $20 dólares en una buena botella de vino o en una comida.

__

*Con información de Revistamercado.do