Médico asesinado en Santiago laboraba en dos clínicas

Por José Alfredo Espinal

Santiago.- El doctor José Miguel Cabrera Luna, de 34, asesinado el pasado miércoles 6 de este mes, cuyo cuerpo fue incinerado por su confeso homicida Miguel Esteban Polanco Marcelino, de 21 años, laboraba en las clínicas Materno Infantil y el Hospital Metropolitano de Santiago (Homs), donde ejercía como especialista en el área de radiología.

La afirmación la hizo el doctor José Cruz, presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), seccional Santiago, quien lamentó el crimen atroz y pidió a las autoridades policiales esclarecer el hecho de sangre.

“El doctor Cabrera Luna era muy responsable y entregado a su trabajo”, señaló.

Cruz dijo que tiene la información que su colega, nativo de San Francisco de Macorís, vivía solo en Santiago porque su familia reside en los Estados Unidos.

La Policía Nacional informó este domingo que apresó a Polanco Marcelino que confesó haber dado muerte al médico Cabrera Luna, y luego incineró su cuerpo, en la Loma del Verdúm, ubicada en la carretera Luperón, del sector de Gurabo al norte de esta ciudad, tras una presunta confrontación por tratar “temas personales”.

Según el reporte policial, Miguel Esteban Polanco Marcelino confesó que mató al doctor Cabrera Luna el pasado miércoles 6 de este mes, cuando el hoy occiso pasó a recogerlo por su lugar de trabajo, a bordo del vehículo marca Toyota modelo 4Runner de color blanco año 2015, placa G501328, chasis No. JTEBU5JR5F5239624, diciéndole que quería hablar a solas con él.

Dijo que al llegar a la Loma del Verdúm tocaron temas personales que devinieron en una confrontación, debido a que el médico se tornó violento, siendo ese el momento que le propinó varios golpes con una piedra en la cabeza, que le produjeron la muerte.

De acuerdo a la uniformada, Polanco Marcelino abordó luego el vehículo, se dirigió a una estación de combustibles a comprar gasolina, regresó al lugar e incineró el cuerpo del médico y posteriormente se marchó de la escena del crimen.

Otro implicado

La Policía Nacional dijo que Polanco Marcelino contactó a Alison Moreno Rodríguez, de 25 años, quien también fue detenido, para venderle dicho vehículo, pero este mejor le propuso que fueran a la frontera a cambiarlo por sustancias controladas, pero que a pesar de entregar el vehículo en la frontera con Haití, no llegó a recibir la droga.

El Ministerio Público y agentes del DICRIM, lograron recuperar el reloj del occiso, las llaves de su casa y el equipo de grabación de cámaras de la residencia del extinto doctor, en un monte próximo al lugar del hallazgo del cadáver, donde su verdugo guio a las autoridades.

En la escena del crimen fueron encontrados los lentes del occiso, claves para su identificación.

La policía dijo que las investigaciones respecto al vehículo sustraído y cualquier otro dato de interés, continúan en desarrollo.

Los detenidos están bajo el control del Ministerio Público para los fines de ley correspondientes.

Hoy/JAP/JC