Los fiscales federales dicen que Ghislaine Maxwell debe ser condenada a entre 30 y 55 años de prisión

(CNN) — Ghislaine Maxwell debería recibir una sentencia de entre 30 y 55 años de prisión por su papel en los abusos sexuales de Jeffrey Epstein a niñas menores de edad entre 1994 y 2004, según un memorando de sentencia presentado por los fiscales federales este miércoles.

En respuesta a la petición de los abogados de Maxwell de una sentencia significativamente más leve debido a su «infancia difícil y traumática» y a su afirmación de que es injustamente responsable de los crímenes de Epstein, el fiscal federal Damian Williams escribió que encontraban el argumento tanto «absurdo como ofensivo.»

«Maxwell era una adulta que tomó sus propias decisiones. Tomó la decisión de explotar sexualmente a numerosas niñas menores de edad. Tomó la decisión de conspirar con Epstein durante años, trabajando como socios en el crimen y causando un daño devastador a las víctimas vulnerables. Debe ser responsabilizada por su perturbador papel en una extensa trama de explotación infantil», escribió Williams. «La sentencia indulgente que busca la acusada enviaría el mensaje de que hay un sistema de leyes para los ricos y poderosos, y otro conjunto para todos los demás».

Quién es Ghislaine Maxwell, la expareja de Jeffrey Epstein declarada culpable de tráfico sexual

Está previsto que Maxwell, de 60 años, sea sentenciada el martes 28 de junio. Fue declarada culpable en un tribunal federal de Nueva York de cinco cargos federales, entre ellos el de tráfico sexual de menores.

Los fiscales describieron la conducta de Maxwell como «escandalosamente depredadora», y la calificaron de «criminal calculadora, sofisticada y peligrosa que se aprovechó de chicas jóvenes vulnerables y las preparó para el abuso sexual».

«Las víctimas de Maxwell confiaban en ella: era una mujer aparentemente respetable que mostraba interés por ellas y les prometía ayuda. Ella fue clave para toda la operación del esquema, y Epstein no podría haber cometido estos crímenes sin ella», escribió Williams.

Los fiscales estadounidenses también dijeron que Maxwell «disfrutó de una notable vida de privilegios, habiendo vivido en el lujo y moviéndose en círculos sociales entre los famosos y poderosos», contrarrestando las afirmaciones de su abogado de que tuvo una educación difícil.

De hecho, fue su riqueza y estatus lo que pudo «proporcionar una cobertura de respetabilidad a Epstein que adormeció a las víctimas y a sus familias con una falsa sensación de seguridad», argumentaron los fiscales.

«Aunque muchos acusados se presentan ante los tribunales de sentencia con factores atenuantes convincentes de una educación difícil, Maxwell no está entre ellos», escribió Williams. «Si bien el acusado puede haber tenido una experiencia marginalmente menos positiva que otros niños excepcionalmente ricos, es difícil ver cómo una conversación severa en la mesa familiar es una excusa para participar en un esquema de explotación infantil».

Además, los fiscales dijeron que Ghislaine Maxwell no ha mostrado ninguna aceptación de responsabilidad por el daño que ha causado a sus víctimas. Por el contrario, ha intentado presentarse a sí misma como una víctima, afirma el memorando.

Revelan acuerdo de 2009 entre la acusadora del príncipe Andrés Virginia Roberts Giuffre y Jeffrey Epstein

Las afirmaciones de Ghislaine Maxwell de que ha recibido un trato injusto durante su detención en el Centro de Detención Metropolitano también son inexactas, según los fiscales. Maxwell ha «disfrutado de notables privilegios como reclusa de alto perfil que superan ampliamente los beneficios concedidos a la reclusa media», incluido el acceso a una ducha privada, televisión, ordenador de sobremesa, ordenador portátil y su propio espacio para pasar el tiempo fuera de su celda, afirma el memorando.

Los fiscales también solicitan que el tribunal imponga una multa máxima permitida de US$ 750.000.

«Como parte de un inquietante acuerdo con Jeffrey Epstein, Maxwell identificó, preparó y abusó de múltiples víctimas, mientras disfrutaba de una vida de extraordinario lujo y privilegio. A su paso, Maxwell dejó a sus víctimas permanentemente marcadas con lesiones emocionales y psicológicas. Ese daño nunca podrá deshacerse, pero puede tenerse en cuenta a la hora de elaborar una sentencia justa para los crímenes de Maxwell», escribió Williams.