Un hombre pierde una memoria USB con datos de los residentes de toda la ciudad después de una noche de fiesta

Tokio (CNN) — Salir a tomar algo o irse de fiesta después del trabajo probablemente parezca una buena idea, pero un trabajador de Japón probable tendrá una resaca que le dure más de unos días.

Un trabajador anónimo perdió una memoria USB que contenía los datos personales de todos los residentes de la ciudad de Amagasaki, al noroeste de Osaka, Japón, después de irse a tomar unos tragos esta semana, según un comunicado emitido este jueves por el gobierno de la ciudad.

La emisora pública NHK informó que el trabajador, un hombre de unos 40 años, se quedó dormido en la calle luego de beber alcohol en un restaurante. Cuando se despertó, su bolso que contenía la memoria USB ya no estaba.

El hombre trabaja para una empresa encargada de proporcionar beneficios a los hogares exentos de impuestos, según el comunicado del gobierno de la ciudad.

Japón castigará los ‘insultos en línea’ con un año de prisión a raíz de la muerte de una estrella de telerrealidad

El martes, fue al centro de información de la administración de la ciudad y transfirió los datos de los residentes a una memoria USB. Los datos incluían los nombres, fechas de nacimiento y direcciones de 465.177 personas, según el comunicado, es decir, toda la población de la ciudad.

La memoria USB también contenía información confidencial, incluidos detalles fiscales, nombres y números de cuentas bancarias e información sobre los hogares que reciben asistencia pública, como pagos por cuidado de niños.

El miércoles, el empleado buscó la memoria USB pero no pudo encontrarla, por lo que presentó un informe de propiedad perdida a la Policía, según el comunicado del gobierno. Más tarde esa tarde, la empresa notificó a las autoridades de la ciudad sobre la pérdida.

La unidad flash está encriptada y aún no se ha confirmado ninguna fuga de datos, dijeron las autoridades en el comunicado.

Un tribunal japonés confirma la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo

Agregó que aunque el empleado había sido autorizado para acceder a los datos, no se le había dado permiso para transferirlos a un dispositivo electrónico separado. La declaración también criticó al empleado por no borrar los datos de la memoria USB después de completar su trabajo en la oficina de la ciudad y por llevarlo personalmente en lugar de usar un método de transporte más seguro.

Las autoridades realizaron una conferencia de prensa el jueves, en la que el alcalde de la ciudad y otros funcionarios se disculparon con los residentes.

La ciudad hará los pagos a los hogares elegibles sin demoras y proporcionará más información sobre el caso mientras investigan, dijo el comunicado oficial, que terminó con un recordatorio para que los empleados del gobierno obtengan permiso antes de sacar las memorias USB de las oficinas.