La ex sigue teniendo incidencia en la vida de él

Pregunta: Hola Dra. Simó, me siento que estoy muriendo en vida. Tengo una relación de pareja de 8 años donde le he entregado todo, en este momento estoy embarazada, él tuvo un matrimonio anterior del cual procreó dos hijos y el tema está en que esa mujer sigue teniendo incidencia en su vida, yo creo que no debe meterse tanto en las cosas de él y por otro lado ella manda los niños todos los fines de semana para nuestra casa y entonces yo quiero saber cuáles son los fines de semana de nosotros. Él me dice que no ve a sus hijos de lunes a viernes y que no es justo que no los vea los fines de semana y no me parece bien que sean todos los fines de semana, pues entiendo que podrían quedarse con su mamá algunos, ¿o estoy equivocada?

Respuesta: Hola mi querida, te cuento que cuando uno se involucra con una persona con hijos, implica asumir todo el paquete y eso significa que no es con tiempo limitado, así como él solo ve a sus hijos los fines de semana, tú tienes a tu pareja de lunes a viernes, y creo que aquí el tema no es el tiempo que lo ves o el tiempo que se dedican, más bien, lo que pienso es que no quieres que los niños estén con ustedes pues lo ves como una imposición de la madre y no como una necesidad del papá de ver a sus hijos y viceversa.

Creo que debo recordarte que antes de tú llegar estaban esos chicos y que ellos necesitan de la presencia del papá para su desarrollo, así como su padre requiere de ellos para sentirse bien. Creo que le estás dando demasiada importancia a una situación en la que tú no participaste y en donde no te conoces todo el cuento. Ahora que serás madre te recomiendo asumir una posición empática donde el egoísmo no impere, al contrario, en la que seas capaz de compartir el afecto que tu pareja pueda brindarles a todos, ya que es posible ser una familia compuesta de manera funcional.

Con respecto a la primera esposa, te cuento que su presencia siempre estará por esos hijos, pues representan un lazo que jamás se romperá. 

No inviertas tiempo ni esfuerzo en querer entender lo que fue, más bien céntrate en lo que es y será y verás que podrás disfrutar de una maravillosa maternidad compartida con tu pareja.