Oracle Arena y sus momentos inolvidables: práctica de Curry, clavada de Carter y la silla de Nowitzki

La franquicia de los Warriors ha ganado cuatro títulos de la NBA desde su mudanza al Área de la Bahía de San Francisco; sin embargo, solo tres de ellos (2015, 2017 y 2018) han sido disputados dentro de los muros del Oracle Arena. Y podemos agradecer a Abelardo, el conocido ave gigante de “Plaza Sésamo”.

En 1975, cuando se contrató al estadio para la escenificación de los Ice Follies, un espectáculo de patinaje protagonizado por personajes del conocido programa infantil, obligó a que los Juegos 2 y 3 de la serie de campeonato entre Golden State y los Washington Bullets fueran disputados en el Cow Palace de la cercana Daly City. No detuvo a Rick Barry, Más Valioso de las Finales y miembro del Salón de la Fama Rick Barry en la barrida del título.

Sin embargo, durante sus 47 años como hogar de los Golden State Warriors, el Oracle aún ha servido de anfitrión durante una amplia porción de la historia de la franquicia californiana.

Mientras los Warriors de la era actual se aprestan a comenzar su búsqueda final de postemporada antes de mudarse al Chase Center, ubicado del otro lado de la bahía en San Francisco, le rendiremos tributo a la arena más antigua (y se podría decir que la más bulliciosa) en la liga. Desde batallas en las Finales de la NBA, pasando por sorpresas históricas y la coronación de un ícono de las volcadas, el Oracle ha sido el escenario de algunos de los momentos más inolvidables vividos en la liga.