James Harden, traspasado a Brooklyn Nets

Lo avisábamos y así ha pasado. Los acontecimientos se han precipitado en Houston. Hace escasas horas conocíamos que la franquicia de Texas había retomado negociaciones para traspasar a James Harden y que en breve podía haber fumata blanca. Pues bien, según ha adelantado Adrian Wojnarowski de ESPN, los Rockets han cerrado el traspaso de Harden a Brooklyn Nets.

Como presuponíamos, el acuerdo no iba a ser sencillo, y tanto es así que en el mismo se han visto finalmente involucrados hasta cuatro equipos: Brooklyn Nets, Houston Rockets, Cleveland Cavaliers e Indiana Pacers. Eso sí, Kevin Durant, Kyrie Irving y James Harden jugarán juntos en territorio neoyorquino. Lo explicamos.

– Houston recibe: tres selecciones de primera ronda desprotegidas (2022, 2024 y 2026) y cuatro posibles intercambios de primera ronda (2021, 2023, 2025 y 2027) desde Brooklyn, primera ronda de 2022 desde Cleveland (vía Bucks), así como Victor Oladipo, Dante Exum y Rodions Kurucks.

– Brooklyn recibe: James Harden.

– Cleveland recibe: Jarret Allen y Taurean Prince.

– Indiana recibe: Caris LeVert y una segunda ronda (2023) de Houston.

Los Rockets han pasado de tirar de paciencia a pulsar el botón rojo en menos de 24 horas, justo las que han pasado desde que Harden dejase claro en rueda de prensa que daba su etapa en Houston por concluida y que los Texas le hayan enviado a Brooklyn, justo el destino que el MVP de 2018 deseaba desde que pidiese el traspaso.

Brooklyn va con todo

Sean Marks quería reunir a tres súper estrellas y lo ha conseguido. Por el camino dejan un gran jugador como Caris LeVert, un interesante proyecto de futuro como Jarrett Allen y un hombre de rotación como Taurean Prince. Bueno, eso y tres primeras rondas sin protección además del derecho de intercambio de otras cuatro. Los Nets no han escatimado en gastos. Tenían una gran plantilla aspirante al anillo y ahora tienen otra, a la espera de ver cómo la completan, cuya única meta aceptable será estar en las Finales.

Tras el intercambio a cuatro bandas Brooklyn tiene ahora tres puestos libres en su roster. Es pronto para saber qué jugadores pretenderán, pero sí sabemos que tienen en su poder una excepción de nivel medio, otra por el mínimo y posiblemente una disabled player exception de 5,7 millones de dólares por el lesionado Spencer Dinwiddie (está a la espera de la aprobación de la NBA).

El botín de Houston

Solo el tiempo dirá en que se traducen las primeras rondas que ha conseguido, pero a priori se trata de un buen precio por un jugador que estaba prácticamente en rebeldía –y sin el prácticamente–. Los Rockets tienen ahora jugadores de gran nivel en su plantilla, caso de John Wall, así como la opción de plantear una reconstrucción a través de jóvenes talentos que lleguen desde el draft. Cierto es que la primera ronda de Brooklyn de 2022, si estos cumplen con las expectativas, no debería traducirse en nada valioso salvo robo en el draft; pero… ¿y 2024? ¿Y 2026? Quedan muchos años para que llegue ese momento, y no será hasta entonces cuando se pueda analizar con un cierto grado de certeza.

Respecto a los jugadores que llegan a Texas, Victor Oladipo, Dante Exum y Rodions Kurucks, está igualmente por ver qué planes tiene. Oladipo, quien llega con un mayor cartel, acaba contrato en verano, por lo que es posible que opten por volver a moverlo en el mercado. Si deciden que se mantenga en plantilla, se aseguran igualmente liberar 21 millones de dólares.

Indiana logra su objetivo

Los Pacers han sido uno de los invitados inesperados del traspaso de Harden. La franquicia de Indianapolis ha cerrado la salida de Victor Oladipo, la cual se llevaba anunciando meses, para conseguir a Caris LeVert. Sobre el papel es un gran movimiento de la gerencia de Indianapolis, que se desprende de una pieza que acababa contrato para conseguir otra que, sin ser por ahora All-Star, tiene únicamente 26 años y está promediando en Brooklyn 18,5 puntos, 6 asistencias y 4,3 rebotes por noche. Además, LeVert tiene contrato en vigor hasta 2023 por un total de 52,5 millones de dólares.

Un pívot de futuro para los Cavs

El último integrante de este mega traspaso es Cleveland Cavaliers. Los de Ohio también han acudido a la fiesta y lo han hecho para hacerse con un par de jugadores que son como poco interesantes. Jarrett Allen, número 22 del draft de 2017, está promediando en la presente campaña 11,2 puntos, 10,4 rebotes y 1,6 tapones en 26,7 minutos por noche. De cara al mercado de 2022 será agente libre, pero restringido, por lo que los Cavs podrán retenerlo igualando cualquier oferta que reciba el center. Además, también se hacen con los servicios de Taurean Prince. Por el camino pierden a Dante Exum y una primera ronda de 2022 (vía Bucks) que marcha a Houston. (Nbamaniacs.com)