El Metro afecta escuela Las Mercedes del barrio Enriquillo

La escuela Las Mercedes, del barrio Enriquillo, Herrera, municipio Santo Domingo Oeste, fue el espacio donde se logró el consenso entre moradores desalojados para instalar el campamento por donde saldrá la parte subterráneas de la línea 2-C del Metro, sin embargo, no se ha beneficiado de la inversión en la zona.

Sus escaleras están rotas, ni cuentan con protección de su verja perimetral, por lo que con frecuencia los ladrones penetran al lugar y se roban todo lo que pueden, como dos bombas para agua, un tanque de gas y una licuadora.

El espacio para el recreo de los estudiantes es muy pequeño y con bordes que podrían causar heridas a los niños, sobre todo a los de primaria.

Fue en ese plantel que se habló de los millones de pesos que costará el Metro de Santo Domingo, y se negoció y pagó a los propietarios de las viviendas y educadores, quienes deploran que en nada se haya quedado para mejorar las condiciones del plantel que tiene tres tandas y que se espera que sea llevado a la extendida en el próximo año escolar.

“Al principio era el ruido de las máquinas que no deja concentrar a los estudiantes, pero ya gracias a Dios no se escucha tanto, pero seguimos con problemas, fue aquí que se reunía a la comunidad para tratar el desalojo y ahora no le dejan nada a la escuela”, indicó una educadora del plantel.

Lejos de beneficiar al centro, el Metro le ha perjudicado, aseguran profesores y comunitarios, porque los trabajaron anularon la calle que tenían y les han dejado una vía muy estrecha y sin asfaltar que cuando llueve afectan la docencia.

“Los estudiantes llegan llenos de lodo cuando llueve y cuando no es lodo es polvo y todo eso después que se está construyendo el Metro, mira allí arriba se cayeron dos profesoras por el mal estado de la calle”, dijo una de las afectadas.

La cocina de la escuela está cerrada, debido a su deterioro, por lo que esperan que tanto las autoridades del Ministerio de Educación como la Oficina para el Reordenamiento del Transporte(Opret) hagan algo por mejorar las condiciones de la escuela.  

Próximo al plantel se hacen trabajo de instalación de tubería para el sistema sanitario y el mal olor es insoportable. No pueden transitar vehículos y caminar por el lugar es un peligro porque se puede caer en una zanja con materia fecal.   

Los residentes que no fueron afectados por los trabajos saludan que el Metro pase por el lugar, pero exigen que las condiciones mejoren para ellos mientras tanto.