Netflix aplicó un recorte masivo de personal, tras reducir su número de suscriptores

La aguerrida competencia entre las empresas de contenido audiovisual por streaming, ha tenido como principal afectado a Netflix, que se ha visto en la necesidad de aplicar fuertes reajustes internos para enfrentar las consecuencias de la reducción de su número de suscriptores.

La compañía anunció la eliminación de alrededor de 300 puestos de trabajo, como parte de una segunda ronda de despidos, que el mes pasado ya dejó fuera a cerca de 150 empleados, más algunos contratistas.

Las consecuencias del mal momento que pasa Netflix

Netflix no está atravesando una buena racha. Tras reconocer que habían sufrido la pérdida de 200.000 suscriptores durante el primer trimestre, con la proyección de perder además otros dos millones de suscriptores en el período siguiente, la compañía ha sufrido la reducción del 70% de su valor.

Esta condición se traduce inevitablemente en factores económicos. Como referencia, en enero las acciones de Netflix se cotizaban rondando los $600 dólares. Ayer, estas mismas acciones abrieron a un precio cercano a los $180 dólares.

La respuesta a esta crisis, buscando resistir de alguna forma mientras se reestructuran para surgir, fue una segunda ronda de despidos, duplicando la cantidad de empleados desvinculados durante el mes anterior. Aunque esta medida también afecta a divisiones internacionales de Netflix, los despidos se concentraron principalmente en Estados Unidos, a lo largo de diferentes equipos de la empresa.

Esta reciente determinación fue dada a conocer por Variety. En aquella publicación, se confirmó a través de un portavoz de Netflix el despido de alrededor de 300 empleados este mes. “Si bien continuamos invirtiendo significativamente en el negocio, hicimos estos ajustes para que nuestros costos crezcan en línea con nuestro crecimiento más lento de los ingresos. Estamos muy agradecidos por todo lo que han hecho por Netflix y estamos trabajando arduamente para apoyarlos durante esta difícil transición”, señaló la vocería de la compañía.

El volumen de estos despidos es una muestra de las consecuencias que deja en una empresa de este volumen la desaceleración del crecimiento de sus ingresos, más la histórica pérdida de suscriptores que la compañía registró por primera vez en una década. Y aunque en las plataformas de esta clase usualmente se experimentan fugas de suscriptores, este indicador se equilibra con la llegada de nuevos usuarios. En el caso de Netflix, aún aplicando esta fórmula de análisis, el resultado arroja cifras negativas.

Con respecto al futuro de la compañía, las primeras informaciones conocidas no dan luces sobre posibles nuevos despidos. Un informe de The Hollywood Reporter, señala que según pudieron corroborar, los codirectores ejecutivos de Netflix, Reed Hastings y Ted Sarandos, se dirigieron al personal de la empresa mediante un correo electrónico en el que señalaron que “planeamos volver a un curso de negocios más normal en el futuro”.

El desafío para Netflix está en volver a encontrar un enfoque para su negocio que les permita alcanzar la rentabilidad que necesitan. En falta de intentos al menos no se quedan, tras implementar juegos en su plataforma, ofrecer suscripciones más baratas, e incluso, incorporar vídeos en vivo en el futuro, según un reporte externo.

Si te ha gustado el contenido Invítanos a un café. ¡Gracias por seguir leyéndonos!