Galaxy M33 5G

Aunque Samsung sea una de las marcas que mejores topes de gama tiene en el mercado, no centra sus esfuerzos solo en los buques insignia de su catálogo, sino que para el fabricante la gama media también es importante. Tanto como para que en 2022 llegaran nuevos modelos 5G a las tiendas entre, los que destaca el Galaxy M33 que analizamos en esta ficha técnica.

A pesar de ser un móvil que roza los 360 euros, Samsung se ha preocupado por equipar al smartphone con unas características interesantes. Tiene buena pantalla, más por su alta tasa de refresco que por su tecnología, las opciones de conectividad imprescindibles en pleno 2022, un sistema operativo a la última versión y, sobre todo, una batería de enorme capacidad que encantará a los usuarios.

Descripción básica

Como suele suceder con la gama media del fabricante en la que se engloba este Galaxy M33 5G, el diseño no es lo más destacado del dispositivo. De hecho, es bastante similar a lo que llevamos viendo en la firma desde hace unos cuantos meses. Tenemos un módulo cuadrado en la parte trasera dotado de 4 sensores que recuerda a los nuevos iPhone y, delante, un guiño al pasado con ese notch en forma de V que a día de hoy se nos antoja bastante anticuado.

Tampoco destaca por su rendimiento. Es un smartphone con el que podrás hacer muchas cosas, pero jugar a los títulos más exigentes de la tienda de Android no es su fuerte, por mucho que funcione con Android 12 y One UI 4.1, el más reciente sistema operativo de los coreanos. La marca trabaja con un procesador fabricado por ellos mismos acompañado por una única versión de RAM y almacenamiento.

Donde sí que despunta el smartphone es en su pantalla con 120 Hz de tasa de refresco y gran tamaño, perfecta para ver todo tipo de contenidos, así como en su batería. Pocos teléfonos móviles vas a encontrarte en el mercado que ofrezcan la capacidad que hay en el M33 5G y que nos permite superar las 24 horas de autonomía sin despeinarnos, aunque le demos un uso por encima de lo habitual al teléfono.

En cuanto a sus cámaras, nada que destacar. Son decentes y poco más. Hay que tener en cuenta que el móvil no es un gama alta y que se defiende en casi todas las situaciones, salvando las distancias con los teléfonos más premium del mercado, pero por lo que cuesta debería ofrecer mejores resultados.

El teléfono se pone a la venta en tres colores diferentes, azul, verde y marrón, partiendo de un precio de 359 € para el único modelo que podemos encontrar en tiendas, equipado con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. Con el paso del tiempo es normal encontrarlo por debajo de los 300 euros en tiendas como Amazon gracias a alguna oferta puntual.

La opinión de MovilZona

Estamos ante un teléfono con muchas luces y alguna que otra sombra. Lo malo es que la sombra es demasiado larga como para que los puntos positivos del teléfono hagan que no nos fijemos en ella.

Con un diseño es estándar para la serie M, estamos ante un teléfono voluminoso y pesado dada la batería de 6000 mAh que se aloja en su interior. Además, su pantalla también es grande, por lo que el peso se queda en 215 gramos, quizá demasiado para un terminal de uso diario.

Su gran lastre es su cámara. Hemos dicho que es decente, pero hay móviles más baratos, incluso dentro del propio catálogo de Samsung, que perecen el mismo resultado por el mismo precio o un poco menos. Por el día sus resultados son aceptables, pero no de gran calidad, y por la noche el smartphone palidece ante la competencia. No es un móvil que haya que comprar por su cámara.

¿Por qué deberías comprarlo entonces? Lo primero, por su gran autonomía (aunque echamos de menos, y mucho) algún sistema de carga rápida. También puedes hacerlo por la suavidad de su pantalla, que alcanza una alta tasa de refresco. Además, el smartphone sigue contando con toma de auriculares y un slot para tarjetas MicroSD con la que ampliar el almacenamiento, algo cada vez más difícil de ver.

A esto debemos sumarle que está perfectamente actualizado a Android 12 y que funciona con la última versión del sistema operativo de Samsung. También que es compatible con las redes 5G de tu ciudad y que cuenta con un escáner de huellas dactilares que se ubica sobre el botón de encendido y que rinde con precisión.

El rendimiento se queda en la mitad de la balanza. No está preparado para exigirle demasiado, pero rinde bien en la mayoría de situaciones. Solo tienes una versión con 6 + 128 GB de memoria, así que no tienes mucho donde elegir. Si necesitas más almacenamiento, al menos siempre podrás usar una MicroSD para conseguir más espacio.

¿Es para todos? No si buscas un móvil que haga buenas fotos o jugar a títulos como Fortnite o Asphalt, pero si usas el teléfono para ver Netflix o similares, navegar por redes sociales, chatear por apps de mensajería y no quieres estar siempre pendiente del cargador, no es una mala inversión.

Análisis

Partiendo de la base de que cuesta 359 euros, hay mucho que analizar de este terminal de rango medio del fabricante coreano y de cómo queda frente a la competencia.

Pantalla y diseño

El teléfono destaca por un módulo de cámara de forma cuadrada en la parte posterior y una muesca en forma gota de agua en la parte delantera, adoptando el clásico estilo Infinity-V de la marca. El diseño general está inspirado en el Galaxy M32 y no presenta grandes novedades, aunque es de agradecer que el tratamiento de la carcasa trasera repela las huellas dactilares, pese a ser de plástico.

Aunque el Samsung Galaxy M33 5G no cuenta con un panel AMOLED, la pantalla es bastante brillante y no ofrece problemas de visualización bajo la luz directa del sol, siempre y cuando lo establezcas al máximo nivel. Hablamos de un display Full HD+ de 6,6 pulgadas con una frecuencia de actualización de 120 Hz y protección Corning Gorilla Glass en la parte superior.

Ya sea para ver vídeos de YouTube o Netflix o incluso para navegar Instagram o Twitter, la pantalla es lo suficientemente brillante y fluida, algo que también se agradece a la hora de jugar a alguno de los títulos que descarguemos desde Google Play. Los ángulos de visión son bastante buenos, algo característico de los paneles IPS como el que hay en el teléfono de Samsung, pese a que la reproducción de los colores sea algo «apagada».

Cámaras

El Galaxy M33 5G tiene una cámara cuádruple con especial protagonismo para la cámara principal de 50MP. Está acompañada de una lente macro de 2MP, un sensor de profundidad de 2MP y un gran angular de 5MP. La cámara principal hace el trabajo justo, especialmente si la comparamos con otros dispositivos del mercado en un segmento similar. De hecho, algunas de las fotos tomadas parecen de un smartphone más barato, pues el enfoque no funciona del todo bien y se tiende a saturar en exceso las escenas.

El sensor de profundidad ayuda en lo que puede a la hora de hacer retratos, pero es cierto que la calidad se antoja insuficiente, lo mismo que con el macro y el gran angular, sensor que sufre demasiado cuando cae la luz. La fotografía nocturna no está a la altura de un smartphone de más de 350 euros, aunque el Modo Noche ayuda a compensar un poco las carencias de la cámara del Galaxy M33 5G.

Más contentos estamos con la cámara selfie, que hace un buen trabajo a pesar de que tiene u sensor de 8 MP. Actualmente, hay móviles con cámaras delanteras de hasta 32 MP, pero la diferencia, al menos cuando la luminosidad acompaña, no es tan radical. Y se agradece que el tratamiento de la piel que realiza One Ui 4.1 no sea tan agresivo como en otras marcas orientales.

La grabación de vídeo es de lo más sencilla, pero no podemos pedirle más a un teléfono de estas características. Tanto con la cámara delantera como con la trasera podemos registrar clips en 1080p aunque, en el caso de la posterior, podemos jugar con la cámara lenta a una velocidad de 240 fps.

Batería

Este es, sin lugar a dudas, uno de los mejores aspectos del Samsung Galaxy M33 5G. El smartphone dura un día completo de uso intensivo, gracias a su celda de 6.000 mAh, fácilmente, y si lo usas como una persona normal, es decir, haciendo un par de llamadas, chateando por WhatsApp, viendo algunos minutos de vídeo y consultando las redes sociales, no tendrás que cargarlo hasta el día siguiente.

En una época donde las baterías de nuestros dispositivos duran un suspiro, nos alegra encontrarnos con teléfonos que pueden rozar las 48 horas de autonomía con la punta de los dedos, a pesar de que ello implique un sacrificio en el diseño y el peso del equipo.

Menos contentos estamos con la tecnología de carga. El Samsung Galaxy M33 5G solo admite carga rápida de 25 W, pero es que, de nuevo, no hay un adaptador de corriente en la caja. La decisión de Samsung de eliminar los cargadores de sus teléfonos se amplía hasta este móvil de gama media, que llega acompañado solo de un cable USB tipo C.

Rendimiento

Como hemos dicho unas líneas más atrás, el teléfono funciona bien para un uso básico en Facebook, WhatsApp, u otras apps sociales que no requieren de demasiada potencia. Pero si empiezas a forzar la máquina, es probable que te encuentres con problemas las, caídas de fps o bajones drásticos de la calidad gráfica.

El Exynos 1280 fabricado por Samsung está más centrado en ofrecer una buena conectividad (recordemos que es quien le otorga compatibilidad con redes 5G al dispositivo) que en la potencia y eso se nota cuando le exigimos un poco más al dispositivo.

Si tratas de ejecutar juegos como Genshin Impact, Con Mobile o Asphalt 9, será habitual encontrarte con tirones y caídas de rendimiento difíciles de ignorar, incluso si estás jugando con la configuración gráfica básica. A ello hay que sumarle que el dispositivo también tiende a calentarse demasiado durante las sesiones de juego, pese a que incluye la tecnología Power Cool para controlar la disipación de calor. A ello le tenemos que sumar que, si tienes abiertas varias apps o pestañas al mismo tiempo, la RAM de 6 GB del teléfono no va a ser suficiente como para moverlas con fluidez.

El M33 5G también ofrece un software limpio con muy pocas aplicaciones preinstaladas más allá de las propias (y excelentes) de la firma, como todo lo que tiene que ver con Samsung Knox. Funcionando con Android 12, el smartphone debería disfrutar de dos actualizaciones de sistema operativo, como mínimo.

Móviles relacionados

Dentro del propio catálogo de la firma hay opciones similares, e incluso mejores, sobre todo si tenemos en cuenta los puntos débiles del Galaxy M33 5G, como pueden ser la cámara o el rendimiento. Donde ninguno le va a ganar, es en la capacidad de su batería.

Samsung Galaxy A33 5G: Actualmente cuesta en torno a 350 euros, como el terminal que analizamos sobre estas líneas, pero su cámara es bastante mejor. Además, al tener una capacidad inferior de batería y una pantalla algo más pequeña, se consigue reducir el peso del conjunto, convirtiéndole en un smartphone mucho más cómodo de usar.
OnePlus Nord 2: Este teléfono también se encuentra dentro del mismo rango de precios, ofreciendo una pantalla más pequeña pero con tecnología AMOLED y una cámara con mejores resultados tanto de día como de noche. A cambio, perdemos tasa de refresco y capacidad de batería, pero es que pocos pueden igualar lo que ofrece el equipo de Samsung.
POCO X4 Pro: Mejor en casi todos los aspectos al smartphone de la firma coreana excepto en capacidad de batería, aunque su carga rápida es mayor. La resolución de la cámara es mejor, la tecnología de pantalla tiene mayor calidad y su rendimiento está un escalón por encima. Además, cuesta menos de 300 euros.
Samsung Galaxy M53 5G: Vale que cuesta 150 euros más, pero es que el salto de calidad entre este dispositivo y su hermano pequeño es abrumador. Todas las carencias que tiene el M33 5G las suple el M53 con creces, sobre todo a nivel de cámara y de diseño, donde se nos ofrece un teléfono muy ligero y ergonómico.
Xiaomi 11T: Tiene casi un año de vida pero, gracias a ello, ahora mismo lo puedes comprar por menos de 400 euros. También tiene un panel de 120 Hz, pero en este caso AMOLED y, aunque la batería «solo» es de 5.000 mAh, su carga es 3 veces más rápida. Además, su cámara principal tiene un sensor de 108 MP.

The post Galaxy M33 5G appeared first on MovilZona.