Celebran multitudinaria marcha «Un paso por mi familia» en SFM; obispo condena actos de corrupción y males sociales

Por Narciso Acevedo

San Francisco de Macorís. – Con Un rechazo total a los actos de corrupción, impunidad, el desempleo, el dolo de la cosa pública y que produce más pobreza, y que agranda la brecha entre ricos y pobres, situación que afecta las familias dominicana la Diócesis de esta ciudad realizó aquí una multitudinaria marcha con el lema ‘’un paso por la ‘’ donde miles de francomacorisanos tuvieron participación.

En la jornada cristiana el obispo Fausto Ramón Mejía Vallejo quien junto al obispo Emérito Jesús María de Jesús Moya, sacerdotes, Diáconos ministros religiosos, y miles de personas encabezó la actividad cristina, condenó los actos de corrupción, feminicidios, bancas de apuestas, violencia entre las familias y otros males que afectan la sociedad en estos momentos de manera general.

Mejía Vallejo, al pronunciar la homilía durante la culminación de la caminata sostuvo, que nuestra sociedad está atravesando por grandes males sociales que hace que cada día hombres y mujeres se mantengan fortaleciendo en la familia como herramienta fundamental para una mejor sociedad.

El prelado católico hizo un llamado a hombres y mujeres de buena voluntad a detenerse, y reflexionar para que así tomemos una gran decisión por la unidad, el amor en la familia, y de ese modo construir el desarrollo y la paz social que es tan necesario.

‘’ familia, es esa gran comunidad el núcleo principal de cualquier nación, por lo tanto, es un acervo de cultura humana que nos ayuda para fortalecer la identidad los valores, el matrimonio que se deriva la familia está fundamentado en el amor, está fundamentado en el respeto y la dignidad humana, el respecto a los derechos humanos’’

Expresó, que se hace necesario que los padres mantengan permanentemente el amor a sus hijos, indicando que los esposos deben tener una espiritualidad familiar para la vida diaria, ‘’padres y madres, tengan una espiritualidad para la vida diaria, como es tener en cuenta el amor y la unidad con sus hijos, que las esposas sean amables con sus esposos, y que lo mismos hagan los esposos’’.

Monseñor Mejía Vallejo, condenó frente a miles de participantes en la marcha ‘’un paso por mi familia’’ la inseguridad social, la delincuencia, criminalidad, la bebedera alcohólica en los famosos colmadones, el aumento de las madres solteras. la más de treinta mil bancas de apuestas, la falta de justicia, los divorcios, las niñas embarazadas a temprana edad, condeno además el clientelismo político que se basa en la política ‘’ denme los mío’’

Dijo, que estamos atravezando por una situación altamente dolorosa, y difícil en el país y solo la familia puedes lograr que haya luz, que haya paz y que haya desarrollo.

Estableció que a pesar de todo el país tiene hombres y mujeres de valores, y jóvenes que se preparan en los centros de educación que van entendiendo que cristo rey del universo vale la pena su entrega.

‘’Hoy henos venidos a decir no a los juegos, no a los feminicidios, si a los valores, tenemos que decir que este ha sido un gran día especial para cada uno de nosotros, y proclamar ese gran pregón

En medio de la celebración de la homilía el obispo Mejía Vallejo conjuntamente con las autoridades presentes dejaron firmado un documento a donde condenan los actos de delincuencia, corrupción, y demás males que padece la sociedad.

El documento fue leído por el padre Isaac García, donde las principales autoridades presentes encabezadas por el senador Amílcar Romero, la diputada Miledys Núñez, el diputado Franklin Romero, general Luis Elías Esmurdod entre otros, firmaron el manifiesto que establece las disposiciones de la iglesia católica.

El manifiesto establece que la Diócesis de San Francisco de Macorís, pastoreada por su Excelencia Reverendísima Monseñor Fausto Ramón Mejía Vallejo en colaboración con sus sacerdotes y diáconos, integrada por todo el Pueblo de Dios que peregrina en las Provincias Duarte, María Trinidad Sánchez y Samaná, cada una de las pastorales de la Iglesia, los catequistas, los Movimientos Apostólicos, las autoridades provinciales y municipales, educativas, las instituciones económicas y sociales, militares, agrupaciones, sindicatos y todas las fuerzas vivas, hoy 24 de noviembre del 2019, día de Cristo Rey del Universo, al finalizar “Un paso por mi familia” La Diócesis de San Francisco de Macorís, pastoreada por su Excelencia Reverendísima Monseñor Fausto Ramón Mejía Vallejo de toda la provincia Duarte.

‘’Queremos mostrar nuestra preocupación especialmente por quienes viven en condiciones vulnerables, dejándolas cada vez más a la intemperie. Rechazamos, además, las continuas agresiones y destrucción de “nuestra Casa Común” que es la tierra, toda actitud egoísta y hedonista, el divorcio, el incesto, la pederastia y los embarazos en las adolescentes y todas las aptitudes poco favorables o que destruyen la integridad de nuestras familias y, como consecuencia, agravan las situaciones de crisis global que vive el mundo’’

En su documento público la iglesia católica asumió la defensa de la familia ante la Cultura de Muerte, el aborto, la eutanasia, los controles de natalidad individual y masiva, el individualismo, la violencia intrafamiliar y de género, la dignidad de la mujer, los valores morales, éticos y cristianos.

Asumieron el compromiso de promover los valores y virtudes de la familia como son: los matrimonios canónicos o por la Iglesia, infancia sana, la paternidad y la maternidad responsables, la amabilidad, la solidaridad, la indisolubilidad del matrimonio, la unidad, la empatía, la actitud humilde y paciente, la obediencia, el compromiso, la fidelidad, la gratitud, el trabajo, el optimismo, la generosidad, la amistad, la autoestima, la tolerancia, la felicidad, la educación, el respeto, el desarrollo integral, la fe y el amor

La actividad se desarrolló en el centro de oraciones Getsemaní a donde acudieron miles de personas para reclamar por la familia, la paz social y en contra de la violencia, corrupción y otros males que nos afectan.