Revelan nuevos detalles de la respuesta de la policía a la masacre de Uvalde. Esta es la última línea de tiempo minuto a minuto

(CNN) — Cuatro semanas después de que un hombre armado ingresara a la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, y matara a 19 jóvenes estudiantes y dos maestras, uno de los principales funcionarios encargados del cumplimiento de la ley del estado ofreció un desglose minuto a minuto de la respuesta policial y lo calificó de «fracaso abyecto».

Este martes, el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS), el coronel Steven McCraw, compartió una nueva línea de tiempo de la mañana de la masacre en Uvalde, que ofreció nuevos detalles de un desglose anterior que había compartido con los periodistas.

«Tres minutos después de que el sujeto ingresó a la (escuela), había una cantidad suficiente de agentes armados con chalecos antibalas para aislar, distraer y neutralizar al sujeto», dijo McCraw a la Comisión Especial del Senado de Texas para Proteger a Todos los Texanos.

Lo único que detuvo a esos agentes, dijo McCraw, fue el comandante en la escena que «decidió anteponer la vida de los agentes a la de los niños». Ese comandante era el jefe de policía del distrito escolar de Uvalde, Pedro «Pete» Arredondo.

«Una hora, 14 minutos y ocho segundos. Ese fue el tiempo que esperaron los niños y los maestros… para que los rescataran», dijo McCraw.

Esta es la última línea de tiempo del director del DPS, que detalla cómo se desarrolló la tragedia, fue hecha con la ayuda de las imágenes de la funeraria, la vigilancia de la escuela y las grabaciones telefónicas del 911 y las cámaras corporales de las fuerzas del orden. (CNN ha redondeado los segundos en la línea de tiempo).

11 agentes respondieron al tiroteo de Uvalde en 3 minutos, dice una fuente, mientras nuevos informes revelan cómo las autoridades esperaron para actuar Los momentos antes de la masacre en la escuela primaria de Uvalde

Aproximadamente a las 11:28 am del 24 de mayo, el sospechoso choca la camioneta de su abuela en una zanja frente a la escuela y una funeraria, dijo McCraw. El atacante de 18 años vivía con sus abuelos, cuya casa estaba a menos de 5 kilómetros de la escuela primaria Robb, según el director.

(Antes de ese accidente, el hombre armado estaba en casa y estaba enviando mensajes a un adolescente en Alemania, informó anteriormente CNN. En esos mensajes, se quejaba de su abuela y a las 11:21 a.m. envió un mensaje de texto: «Acabo de dispararle a mi abuela en la cabeza. Momentos después, dijo que iba a “disparar” a una escuela primaria.)

Aproximadamente a las 11:29 a.m., dos hombres de la funeraria salen a ver el choque. Mientras tanto, segundos después, un maestro que estaba dentro de la escuela llama al 911 y reporta a un hombre armado, dijo McCraw.

Aproximadamente a las 11:31 a.m., después de disparar contra los hombres de la funeraria, el sospechoso comienza a disparar contra la escuela desde afuera, dijo McCraw. El atacante disparó 27 veces mientras estaba afuera, disparando a las aulas, según McCraw.

Maestro fingió estar muerto y sobrevivió tiroteo en Uvalde 0:53

Cuando el hombre armado llegó a la puerta por la que entró, en la entrada oeste de la escuela, estaba abierta, dijo McCraw.

(La puerta había sido abierta por un maestro y luego cerrada por el mismo maestro antes de que entrara el hombre armado, dijo McCraw. Ese profesor fue quien llamó al 911 para reportar a un hombre armado, dijo McCraw.)

Un agente de recursos escolares quien no estaba en el campus pero escuchó la llamada al 911 condujo hasta el área a esa hora y corrió hacia la parte trasera de la escuela, hacia una persona que pensó que era el sospechoso pero era un maestro, dijo McCraw el mes pasado.

«Al hacerlo, (el agente de recursos escolares) pasó junto al sospechoso, que estaba agazapado detrás de un vehículo, donde comenzó a disparar contra la escuela», había dicho McCraw en ese momento.

En la audiencia del martes, McCraw dijo que el agente informó que se dirigía al sujeto, lo que también causó confusión al comienzo de la respuesta policial.

A medida que comienza la investigación sobre la masacre de Uvalde, surgen nuevos detalles sobre la respuesta de las fuerzas del orden durante el tiroteo El sospechoso ingresó a la escuela

A las 11:33 a.m., el sospechoso ingresó a la escuela, según una cronología que acompañó el testimonio de McCraw.

El hombre armado comienza a caminar y gira hacia un pasillo que lo lleva a las aulas contiguas 111 y 112. Aproximadamente 30 segundos después de ingresar al edificio, comienza a disparar en una de las dos salas, según la línea de tiempo.

Abre la puerta de uno de los salones y entra, dijo McCraw. Según la línea de tiempo, el hombre armado salió y volvió a entrar en una de las aulas en unos momentos.

Justo antes de las 11:36 a.m., tres agentes del Departamento de Policía de Uvalde con dos rifles ingresan por la misma puerta que el atacante, según la línea de tiempo.

A las 11:36 a.m., un agente del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde, así como Arredondo, el jefe del distrito, y dos agentes del Departamento de Policía de Uvalde entran por otra puerta de la escuela.

Tres segundos después, tres agentes adicionales del Departamento de Policía de Uvalde y un agente del distrito ingresan por la misma puerta que el atacante, según la línea de tiempo.

A las 11:37 a.m., el sospechoso, desde el interior del salón de clases, dispara y hiere a los agentes que se acercan a las puertas del salón de clases. Dos de esos agentes recibieron heridas raspantes, dijo McCraw el mes pasado.

Se dispararon más de 100 rondas entre el momento en que el hombre armado atacó por primera vez el salón de clases y disparó a los agentes, según la línea de tiempo.

Aproximadamente a las 11:38 a.m., un agente desconocido dice que el sujeto estaba «contenido en esta oficina», según la cronología, que cita cámaras corporales. (Este video no ha sido publicado, pero McCraw testificó el martes que su agencia planea hacerlo eventualmente).

Ese no fue el informe correcto para un hombre armado activo, dijo McCraw.

Aproximadamente a las 11:40 a.m., Arredondo, quien no tenía consigo su radio policial, llamó al teléfono fijo del Departamento de Policía de Uvalde, según la línea de tiempo. (A principios de este mes, Arredondo le dijo a The Texas Tribune que no se consideraba el comandante del incidente y dejó su radio de la policía y la radio del campus fuera de la escuela porque pensó que cargarlos lo retrasaría).

McCraw compartió una transcripción de esa conversación telefónica, durante el cual, según los informes, Arredondo le dijo al despachador que el atacante había «disparado un montón de veces», pidió que rodearan el edificio y más fuerzas, diciendo: «No tenemos suficiente potencia de fuego».

Momentos después, el sospechoso disparó una ronda, según la línea de tiempo.

El agente cuya esposa fue asesinada llega a la escena

Aproximadamente a las 11:41 a.m., un agente de policía de Uvalde dice: «Creemos que está atrincherado en una de las oficinas», pero agrega: «Todavía hay disparos», dice la línea de tiempo, citando imágenes de la cámara corporal.

Un despachador pregunta si la puerta está cerrada. Un agente de policía responde: «No estoy seguro, pero tenemos un gamberro para romperlo».

Poco antes de las 11:42 a.m., cuatro socorristas ingresan desde un pasillo. “Los agentes continúan inundando el área en particular”, dijo McCraw en la audiencia del martes. Varios momentos después, un policía del DPS y dos policías de Uvalde entran por el pasillo.

A las 11:44 a.m., el sospechoso dispara otra ronda. Poco después de eso, un agente de policía de Uvalde dice: «Tenga algunos agentes que estén disponibles para recuperar a todos», según la línea de tiempo.

Aproximadamente a las 11:48 a.m., el agente de policía del distrito escolar Rubén Ruiz, cuya esposa, la maestra Eva Mireles, murió en el ataque, ingresa por la misma puerta del edificio que el atacante y se escucha en las imágenes de la cámara del cuerpo diciendo a otros agentes: «Ella dice que le dispararon», dice la línea de tiempo.

«Recibió una llamada de su esposa. Su esposa estaba en el salón 112», dijo McCraw este martes.

Una maestra de Uvalde moribunda estaba hablando por teléfono con su esposo, un policía escolar cuyo jefe decidió no entrar a su salón de clases, según un informe

Los funcionarios locales dijeron anteriormente que Mireles pasó algunos de sus últimos alientos hablando por teléfono con su esposo, diciéndole que se estaba muriendo.

Poco antes de las 11:51 a.m., un agente desconocido dice: «Tienen que salir del pasillo», según las imágenes de la cámara corporal. Un agente de policía de Uvalde dice: «El jefe está ahí, el jefe está a cargo en este momento, espera».

Momentos después, siete agentes de la patrulla fronteriza entran por la misma puerta del edificio que el atacante. Casi un minuto después de eso, el primer escudo balístico ingresa por esa puerta, según la línea de tiempo.

Se escucha a un agente de policía de Uvalde decir que las unidades estaban «apareciendo» y pregunta: «¿Puedes ayudar con el control de multitudes?».

«Entonces, los agentes después de las 11:52 a.m. están siendo desviados a actividades de control de multitudes», dice McCraw.

«¿Todavía hay niños allí?»

Aproximadamente a las 11:53 a.m., un agente desconocido le dice a un agente especial del DPS que todo lo que necesitan es un perímetro, según la línea de tiempo.

Alguien comenta si todavía hay niños adentro. El agente especial de DPS responde: «Si hay, solo tienen que entrar», según la línea de tiempo.

Poco después de las 11:54 a.m., un agente especial de DPS ingresa al edificio de la escuela y es dirigido a donde está el foco, de acuerdo con el cronograma. Le pregunta a un agente: «¿Todavía hay niños allí?» El agente responde: «Se desconoce en este momento».

Un agente de policía de Uvalde dice que el hombre armado está en el salón de clases 111 o 112 y agrega: «El jefe se está comunicando con él. Nadie se ha comunicado con él».

Poco después de las 11:56 a.m., un agente desconocido pregunta si las autoridades no saben si hay niños adentro. El agente especial de DPS dice que si los hay, «Tenemos que entrar allí». Lo repite un momento después. El agente desconocido responde: «El que esté a cargo lo determinará».

Una grabación de un canal del departamento de policía dice: «Es fundamental que todos dejen que el Departamento de Policía se haga cargo de esto». Un agente desconocido pregunta dónde está el atacante y otro responde: «El jefe de policía de la escuela está allí con él».

Poco después de las 11:58 a.m., el agente especial del DPS dice que la situación suena como «una situación de rescate de rehenes», y agrega que «probablemente deberían entrar», según la línea de tiempo.

El agente luego indica que quiere despejar más habitaciones en la escuela, de acuerdo con el cronograma. Un agente desconocido pregunta si un supervisor debería aprobar eso. El agente especial responde: «Él no es mi supervisor», según la línea de tiempo.

Poco después de las 12:03 p.m., una niña desde el interior de una de las aulas contiguas llama al 911, se identifica y susurra el aula en la que se encuentra, dijo McCraw anteriormente. La llamada duró un minuto y 23 segundos. Ella vuelve a llamar varios minutos después y dice que varias personas están muertas.

«Ella está en el salón 112. Y en realidad era la única niña en la habitación 112 que resultó ilesa. Ocho niños murieron, dos maestros murieron en esa habitación», dijo McCraw el martes.

Mientras tanto, el segundo escudo balístico ingresa al edificio. Menos de 30 segundos después, ingresa un tercero, según la línea de tiempo. «Y, sin embargo, no hay acción», dice McCraw durante la audiencia.

Aproximadamente a las 12:09 p.m., se escucha a un agente de policía de Uvalde en la cámara corporal diciéndole a alguien que «obtenga la llave maestra de las habitaciones».

Aproximadamente un minuto después, miembros de la unidad táctica de la Patrulla Fronteriza, BORTAC, comienzan a llegar a la escuela.

Pete Arredondo solicita una llave, luego una herramienta para romper la puerta

A las 12:11 p.m., Arredondo ahora solicita una llave maestra. Aproximadamente tres minutos después, instruye a los agentes para que tengan un francotirador en el techo.

A las 12:13, la niña vuelve a llamar al 911, dijo McCraw anteriormente.

Poco después de las 12:15, un miembro de BORTAC llega al interior del edificio.

Padres y residentes piden a la junta escolar de Uvalde que despida al jefe de policía del distrito durante un emotivo foro abierto Está muerto, dicen autoridades de Uvalde sobre el atacante de la escuela 1:00

Alrededor de las 12:16 p.m., la niña vuelve a llamar al 911 y les dice a los despachadores que hay de ocho a nueve estudiantes vivos, dijo McCraw.

Casi al mismo tiempo, se escucha a Arredondo a través de las imágenes de la cámara corporal diciendo que necesita una llave. Aproximadamente un minuto después de eso, se le escucha decirle a la gente que espere, y agrega: «Nadie entra», según las imágenes de la cámara corporal.

A las 12:19 p.m., otra persona llama al 911 desde una de las aulas contiguas y cuelga cuando otro estudiante se lo indica, dijo McCraw el mes pasado.

Mientras tanto, un cuarto escudo balístico ingresa al edificio. El sospechoso luego dispara cuatro rondas.

La línea de tiempo luego cita imágenes de la cámara corporal que ofrecen un vistazo a las acciones de Arredondo en los minutos previos al tiroteo:

Poco después de las 12:21 p.m., se le escucha pedir una herramienta de ruptura.

Después de las 12:23 p. m., Arredondo dice: «Perdimos a dos niños. Estas paredes son delgadas. Si comienza a disparar, vamos a perder más niños. Odio decir que los hemos dejado de lado en este momento». Luego intenta comunicarse con el sospechoso en inglés y español.

«Toda la comunicación siempre fue unidireccional. El sospechoso nunca se comunicó, por lo que no fue comunicación», dijo McCraw el martes.

Aproximadamente a las 12:26 p.m., un agente dice que hay un maestro baleado adentro y otro agente responde: «Lo sé».

«La gente va a preguntar por qué tardamos tanto»

Aproximadamente a las 12:27 p.m., se escucha a Arredondo decir: «La gente preguntará por qué tardamos tanto. Estamos tratando de preservar el resto de la vida», según la línea de tiempo.

Segundos después, pregunta si hay un equipo listo y, aproximadamente un minuto después, se escucha decir que conseguiría más llaves para probar en la puerta. Segundos después, dice que las llaves maestras no funcionan.

McCraw dijo el martes que había más de una llave maestra para las aulas de la escuela, lo que explicaría por qué la que tenía Arredondo no funcionó.

A las 12:30 p.m., Arredondo dice que las autoridades desalojaron a todos en la escuela excepto a las aulas contiguas, según la línea de tiempo. Agrega que están listos para entrar, pero que la puerta del salón está cerrada.

Más de tres minutos después, agrega: «Digo que atravesemos esas ventanas y le disparemos la cabeza a través de las ventanas».

Después de las 12:35 p.m., la herramienta de violación Hooligan ingresa a la escuela. Mientras tanto, Arredondo intenta volver a hablar con el sospechoso poco después, tanto en inglés como en español.

A las 12:36 p.m., el estudiante que inicialmente llamó al 911 vuelve a llamar, se le dice que esté muy callado y le dice a los despachadores: «Le disparó a la puerta», dijo McCraw anteriormente. Más tarde le pediría a los despachadores varias veces que enviaran a la policía.

Aproximadamente a las 12:41 p.m., se escucha a Arredondo decir que las autoridades creen que hay heridos en el salón, según la cronología. Agrega poco después que el resto del edificio ha sido evacuado, por lo que «no tendríamos más aparte de lo que ya está allí».

Aproximadamente a las 12:42 p.m., la cronología indica que se vuelve a escuchar al jefe de distrito decir que las autoridades tienen problemas para entrar al salón debido a que la puerta está cerrada con llave. «Tiene un AR-15 y está disparando a todas partes como un loco», dice, y agrega que el atacante se detuvo.

Aproximadamente un minuto después, Arredondo dice que necesitan más llaves. Tres minutos después, se le escucha decir a los demás: «Si están listos para hacerlo, háganlo, pero deben disparar por esa ventana», según la cronología.

Poco antes de las 12:48 p.m., un mazo ingresa al edificio.

A las 12:50:03 p.m., las autoridades ingresan a la habitación y disparan y matan al atacante. Entraron siete agentes, cuatro entraron primero, seguidos de tres más, dijo McCraw. Cinco agentes dispararon contra el sujeto, agregó.

— Jarrod Wardwell y Amanda Watts de CNN contribuyeron a este informe.